Archivo

CONGRESO PROVINCIAL ORDINARIO

1.- Fortalecer la percepción del docente como trabajador dentro de un proyecto nacional y popular.

 2.- Entender que la política educativa se funda en un proyecto político e ideológico.

 3.- Dado que las palabras no son inocentes, destacamos que en lugar de utilizar el concepto de rol docente, que apunta a la ficción,  sugerimos adoptar el de función docente que está orientado a incidir sobre la realidad.

 4.- Romper con la individualidad del docente, promoviendo la organización del colectivo docente en la institución basado en derechos, obligaciones y actitudes solidarias.

 5.- Democratizar el SADOP a partir del nuevo mapa político sindical, produciendo el debate en la institución educativa.

 6.- Apertura y participación en los medios con propuestas propias para fortalecer la negociación, el diálogo y la democratización.

 7.- Repensar estrategias y/o acciones para revertir las posturas antisindicales que se generan por el desconocimiento de la función sindical en defensa de los derechos de los docentes privados.

 8.- Esclarecimiento del modelo sindical al que adhiere SADOP.

 9.- Apropiarse de las palabras como marco de acción, vale decir, redefinir los conceptos de Nación, Pueblo, Democracia y Solidaridad.

 10.- Ampliar la visión y puntualizar el desarrollo gremial

 11.- La Nación debe pensarse asociado a lo popular en el marco de lo democrático.

 12.- La Nación trasciende al Gobierno.

 13.- Hay que decir y actuar

 14.- La democracia no debe ser asociada a la anarquía  ni a la demagogia.

 15.- Quebrar con el individualismo construyendo con espíritu solidario.

 16.- En el contexto de la discusión y el debate de lo nacional y popular debemos resaltar la importancia de construir solidariamente con los compañeros de trabajo. 

 17.- Definirnos políticamente para fundamentar nuestra práctica sindical y nuestra identidad de militantes.

 18.- La democracia no debe ser utilizada como una mercancía que la acomodamos según nuestro interés.

 19.- Afiliar por convencimiento y no por conveniencia.

 20.- Tener en cuenta la historia de la organización ya que nos puede brindar herramientas y estrategias para la afiliación y la comprensión cabal del proyecto nacional, popular, democrático y solidario.

 21.- Plantearnos de qué manera transmitimos el proyecto.

 22.- Hay que estar atentos porque hay otro proyecto y pueden existir otros.

 23.- Unidad de concepción y de acción. Es importante sumar espacios deliberativos.

 24.- Tener en cuenta dónde está el poder para desplegar estrategias de militancia en cada una de las Delegaciones.

 25.- No caer en la manipulación de lo masificado y conducir lo orgánico.  No quedarse en la deliberación y llevar a cabo políticas ejecutivas.

 26.- Educación  no es sinónimo de conciencia ni culto es sinónimo de refinamiento.

 27.- Es relevante que los espacios de debate se promuevan en los Consejos Directivos Provinciales.

 28.- Hay que tener en cuenta el espacio político que uno ocupa por ser dirigente.

 29.- Importancia en la definición de los conceptos: Nacional, Democrático, Popular y Solidario. Alertar ante la manipulación de los medios ante la pérdida de la propia identidad.

 30.- Relevancia de la comunicación. Remplazo de la cultura escrita por la cultura de la imagen, alfabetización visual y en medios.

 31.- Entender al Lenguaje como elemento unificador a partir de una misma cosmovisión.

 32.- Hacer participar al colectivo docente en la construcción del modelo desde muestra propia identidad, siguiendo la lógica de las hormigas que unidas y organizadas construyen su poder.

 33.- Desde el Plan de Formación Sindical Federal, aportar a la recuperación del significado de algunas expresiones y conceptos utilizados en el ámbito docente, por ejemplo, la diferencia entre “Política” y “política partidaria”, tratando de clarificar el pensar situado en línea con el modelo que desde el SADOP se milite.

 34.- Utilización de herramientas (PEI, AIC, Centros de Estudiantes, Consejos de Escuelas) para la democratización en la escuela (Pensar, analizar, decidir, aportar).

 35.- Enamorarse del proyecto y militarlo. Esto supone un componente más allá de lo laboral o de una obligación puntual. Implica involucrarse desde los valores humanos más profundos. (Trabajar las ideas)

 36.- Entendiendo al SADOP como un cuerpo y parte del movimiento obrero organizado, su deber es defender los derechos de los trabajadores docentes. Cada parte de ese conjunto tiene el desafío de contribuir con su aporte al todo, para evitar romper la solidaridad.

 37.- Se valora la Encuesta Nacional de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo Docente como instrumento de CONCIENTIZACION sobre los propios derechos.

 38.- La escuela es un ámbito donde se disputan distintos intereses, un ámbito de poder, con núcleos duros muy arraigados. Por ello salir a dar la discusión, buscando el diálogo sin esperar pasivamente que llegue, en una acción “cara a cara, cuerpo a cuerpo”.

 39.- El SADOP tiene un proyecto con códigos propios. Parafraseando al Compañero Ghilini: “somos oficialistas del proyecto y no del modelo”.