Archivo

EL LUNES 25 DE FEBRERO COMIENZA CON UN PARO

Cuatro de los cinco sindicatos docentes de alcance nacional decidieron convocar a un paro nacional de 24 horas para este lunes, día en que comienzan las clases en la mayoría de los distritos del país, para marcar su desacuerdo con el aumento del 22 por ciento en tres tramos fijado por el Gobierno y con “el cierre unilateral de las paritarias docentes”. Así lo resolvieron, en un encuentro realizado ayer por la tarde, los representantes de los docentes de UDA, Sadop (escuelas privadas), AMET (técnicas) y CEA. El gremio con mayor representación, la Ctera, anunciará su postura mañana, tras un plenario de sus gremios de base. Según expresaron dirigentes de la confederación, “no se descarta un paro nacional”. Mientras, en la provincia de Buenos Aires, el gobierno de Daniel Scioli pidió a los gremios docentes tiempo para presentar las propuestas de aumento salarial, pero los sindicatos rechazaron el pedido y hoy anunciarían medidas de fuerza.

“La paritaria no es prioridad de un gobierno, sino que es un activo social que hay que defender, por eso no vamos a ser parte de la cultura del silencio”, sostuvo Mario Almirón, secretario general de Sadop, luego del encuentro realizado en la sede porteña del sindicato que nuclea a los docentes de escuelas privadas. Ese gremio, junto a AMET, CEA y UDA está alineado a la CGT del metalúrgico Antonio Caló. “Los trabajadores no somos objetos. Queremos ser sujetos protagónicos de esta etapa histórica de nuestro país”, agregó el sindicalista.

El titular de UDA, Sergio Romero, expresó que el lunes “habrá un cese de actividades de docentes de todo el país, porque la huelga será contundente”. “No se puede condenar a un trabajador docente a vivir con un salario de tres mil pesos por mes. Estamos pidiendo una reivindicación justa y razonable, porque gran parte del salario del maestro va a parar a la capacitación.”

El gobierno nacional fijó el viernes pasado un aumento escalonado del 22 por ciento: de marzo a agosto, 3248 pesos para el salario inicial; de septiembre a noviembre, 3332, y de diciembre a febrero, 3416 pesos.

El único gremio nacional que no confirmó su participación en la huelga fue Ctera, alineado a la CTA de Hugo Yasky y que agrupa a la mayor cantidad de docentes del país: “En el congreso nacional (de mañana) vamos a decidir el plan de acción en rechazo al insuficiente ofrecimiento del 16 por ciento de marzo a septiembre y del 22 a enero del 2014. Exhortamos a que la Nación busque más recursos para financiar los sueldos de los docentes”, expresó a Página/12 Alejandro Demichelis, secretario de prensa de Ctera. Stella Maldonado, titular del sindicato, explicó: “En varias provincias todavía se está negociando. Nosotros le expresamos al gobierno nacional nuestra voluntad de continuar el diálogo y esperamos un gesto de su parte”. Maldonado también recordó que el reclamo original de los gremios era, para el cargo testigo, “un básico de 3600 pesos y lo que ofreció el Gobierno llegaba a 3400 a cobrar en enero del 2014. Si hubiera hecho una oferta de un 25 por ciento la habríamos puesto a consideración de las bases”. Desde el Ministerio de Educación, y luego de que se conociera la convocatoria al paro nacional, prefirieron no hacer declaraciones.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, ayer participaron de una nueva reunión el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango; la directora de Cultura y Educación, Nora de Lucía y, por la parte gremial, representantes de UDA, AMET, Sadop, Suteba, FED –que conforman el Frente Gremial Docente– y Udocba. No hubo una propuesta salarial. De Lucía dijo que el gobierno provincial “presentará la mejor oferta que pueda hacer” y pidió a los docentes “un esfuerzo más” y que consideren no adoptar medidas de fuerza “para que los chicos lleguen el lunes con las puertas abiertas de las escuelas”. “Sería importante para toda la comunidad que nos demos esta tregua, ya que hay tiempo hasta el 15 de marzo” para efectuar la liquidación de los salarios, concluyó.

La titular de FEB, Mirta Petrocini, calificó como “poco serio que a 24 horas de iniciar el ciclo lectivo nos pidan más tiempo” y expresó que “lo que estamos pidiendo es un aumento del 30 por ciento”. Actualmente, el salario mínimo es de 2900 pesos. Los gremios nucleados en el Frente Gremial sesionarán en un plenario esta tarde para definir qué medidas tomarán. El titular de Suteba, Roberto Baradel, consideró “inédito e inconcebible” que el gobierno de Scioli “no sepa qué aumento va a proponer” y adelantó que en el plenario de hoy “se van a proponer otras acciones porque este es un conflicto de alta intensidad”. “Dio la sensación de que el Gobierno no sabe qué hacer con respecto a las paritarias docentes.” Si el lunes las clases no comienzan, sostuvo, “no es responsabilidad de los docentes”.

Informe: Federico Funes.