PORTFOLIO
BUSCAR
TIENDA
  • ¡Tu carrito esta vacío!
RADIO SADOP en VIVO
sadop
EN 1982 PARA NOSOTROS NO HUBO DESFILE. SOLO SILENCIO

Así se expresó un veterano, varios años después de haber regresado al continente tras la fatídica guerra de las Islas Malvinas, que duró 74 días desde  el 2 de abril  hasta el 14 de junio de ese año.

Los soldados fueron silenciados y la sociedad en parte les dio la espalda. Recién el 15 de diciembre del año 2000 se publicó en el Boletín Oficial la Ley  25.370, declarando el día 2 de abril como el Día de los Veteranos y Caídos en Malvinas en homenaje a todos los combatientes caídos y los sobrevivientes de la guerra de Malvinas.

Para el inconsciente colectivo de nuestro país, cuando recordamos este día aparece solamente la figura de los hombres y nos olvidamos de las mujeres que participaron y sufrieron las consecuencias de la guerra de Malvinas.

También existieron mujeres protagonistas de la guerra, que al igual que los hombres,  fueron silenciadas por la última dictadura militar e invisibilizadas por los sucesivos gobiernos democráticos. Ellas también sufrieron las pesadillas, el stress postraumático y el ninguneo de las Fuerzas Armadas y de la sociedad.

La mayoría de estas mujeres fueron enfermeras e instrumentadoras quirúrgicas, que tenían  entre 18 y 30 años. Estuvieron presentes  embarcadas en el Buque  Hospital Almirante Irízar, en el buque Formosa de la Marina Mercante, en el Hospital reubicable que estuvo en la cabecera de la pista de Comodoro Rivadavia y otras, estuvieron como operadoras, en centros militares.

Además de curar las heridas del cuerpo, estas mujeres olvidadas tuvieron que ser las que contuvieron psicológica y amorosamente a esos soldados que se encontraban desmoralizados y al borde de la muerte.

Durante muchísimos años no existieron como partícipes de la guerra. Recién después de 33 años surgen a la luz a través de un libro: “Mujeres invisibles”, que fue escrito por la historiadora Alicia Panero , donde se puede leer: “ Estas mujeres no figuran ni en un libro de historia; se las omitió y no formaron parte de los procesos de construcción de la memoria colectiva».

Estas mujeres de la Guerra  además de no ser reconocidas socialmente por su labor, al día de hoy no reciben pensión ni fueron incluidas en la ley que reconoce a los veteranos y los caídos de la guerra de las Malvinas.

Hubo otro intento  de visibilización y reconocimiento de la Veteranas, cuando un proyecto de ley  fue presentado por la senadora nacional por la provincia de La Rioja Hilda Aguirre de Soria, el 16 de marzo de 2015, donde propone que el Estado brinde su «reconocimiento al personal femenino argentino que participó en la Guerra del Atlántico Sur en 1982»  y se les otorgue el derecho a una pensión vitalicia. Este proyecto todavía no tiene la aprobación de las Cámaras.

Es momento, a pesar del tiempo ya pasado, que rescatemos no sólo a los hombres sino también a las mujeres que participaron de esta triste guerra.

Honor y gloria a los caídos en la guerra de Las Malvinas y reconocimiento, respeto y agradecimiento a las mujeres y Veteranos de la guerra de Las Malvinas.

0