afiliados, Educacionales, home, sadop

A 250 AÑOS DEL NACIMIENTO DE MANUEL BELGRANO

Mediante el Decreto 2/2020, publicado en el Boletín Oficial el 3 de enero, el presidente Alberto Fernández declaró el 2020 como el año del General Manuel Belgrano, en homenaje al prócer por los 250 años del nacimiento y 200 de su muerte.

Hoy te acercamos una semblanza de nuestro prócer junto a un recursero que podrás utilizar en tu tarea docente .

MANUEL JOSÉ JOAQUÍN DEL CORAZÓN DE JESÚS BELGRANO

3 DE JUNIO  DE 1770 – 20 DE JUNIO DE 1820

La historia le dio a Manuel Belgrano el papel de “creador de la bandera nacional”, dejando  para un segundo plano el pensamiento y la acción de uno de los hombres más lúcidos innovadores, progresistas y revolucionarios de nuestra historia, que no vaciló en dar la vida con honestidad, coherencia, humildad y amor por la Patria.

Además de ser uno de los principales hacedores de la Revolución de Mayo y general de la Independencia, Belgrano fue el primero en nuestras tierras en estudiar y difundir las ideas de la economía política, adaptándolas a la realidad y los intereses rioplatenses; el primer promotor de nuestra industria, un pionero de nuestro periodismo, un hombre de avanzada en ideas culturales y educativas, un defensor de los derechos de los pueblos originarios y de la igualdad de género.

Al asumir el cargo del Cónsul Real en Buenos Aires, en su primera memoria consular (1796), propone facilitar el desarrollo de la industria y del comercio promoviendo  la educación técnica de los jóvenes y adultos, y la elevación de la condición social de la mujer. En 1798, redactó lo que podemos considerar el primer proyecto de enseñanza estatal, gratuita y obligatoria de nuestro país.

A partir de ese momento comienza la creación de siete tipos de establecimientos educativos, a saber:

  • La Academia de Geometría y Dibujo (creada en 1799)
  • Escuelas agrícolas
  • Escuelas de hilanzas de lana y de algodón
  • Enseñanza primaria, gratuita y obligatoria en todo el reino
  • Escuelas para mujeres

Propuso que los niños sin distinción de clases, aprendieran las primeras letras junto con matemática y el catecismo, para luego formarse con maestros de oficios en escuelas distribuidas en todos los barrios y en las zonas rurales. Las escuelas debían ser gratuitas para todos, pues las concebía como herramientas para luchar contra el ocio y la miseria. Belgrano promovió la educación de las mujeres que, en coincidencia con la época, proponía para las niñas la enseñanza de las labores domésticas, otras tareas «femeninas» (coser, bordar, etc). y también las buenas costumbres y las virtudes. Pero lo singular de su pensamiento fue reparar en ellas como sujetos de derechos, para que puedan dejar atrás la ignorancia y la postergación.

Con la creación de las escuelas de Comercio, Náutica y Dibujo, verdaderas escuelas técnicas de anticipación, muestra su interés por enlazar trabajo manual e intelectual, y su preocupación por las cuestiones prácticas.

En 1813, a causa de sus victorias militares el Cabildo le otorgó 40 mil pesos, que donó para construir cuatro escuelas en Tarija, Salta, Tucumán y Santiago del Estero, y para financiar útiles, becas y libros para los más necesitados. Pero lamentablemente, el dinero donado por Belgrano fue destinado por el Triunvirato y los gobiernos sucesivos a otras cosas y las escuelas tardaron décadas en construirse pero con otros fondos.

Una verdadera originalidad de su pensamiento fue ampliar la educación a nuevos sujetos pedagógicos, impensados para su época: los desposeídos, los indios, los huérfanos y los pobres. Ese desvelo por incorporar a los siempre olvidados, representa, en cierto sentido, el inicio de la educación de adultos en nuestra patria. Así lo entendió, hace muchos años, la Dirección Nacional de Educación de Adultos, al consagrar a Belgrano como patrono de esa modalidad educativa.

También se destaca en la escritura de variadas normas, entre ellas el Reglamento de 1813, donde caracteriza la figura del maestro. En su artículo 1º decía que el maestro de escuela debía ser bien remunerado por ser su tarea de las más importantes de las que se puedan ejercer. En el artículo 18 del mismo reglamento se mencionaban cuáles debían ser los caracteres del maestro, que amplían la lista que ya habíamos expuesto anteriormente:

…El maestro procurará con su conducta, y en todas sus expresiones y modos, inspirar a sus alumnos amor al orden, respeto a la Religión, consideración y dulzura en el trato, sentimientos de honor, amor a la virtud, y a otras ciencias, horror al vicio, inclinación al trabajo, desapego del interés, desprecio de todo lo que diga a profusión y lujo en el comer, vestir y demás necesidades de la vida, y un espíritu nacional que les haga preferir el bien público al privado, y estimar en más la calidad de Americano que la de Extranjero…”

Entre sus ideas, Belgrano sostenía que el progreso económico y la elevación de la sociedad dependían del conocimiento técnico y de los valores de los habitantes.

Manuel Belgrano: abogado, economista, periodista, político, diplomático y militar argentino de destacada actuación en la lucha por la independencia de Argentina, el Paraguay y el Alto Perú, murió olvidado y en la pobreza total el 20 de junio de 1820 en una Buenos Aires asolada por la guerra civil. Sólo un diario, «El Despertador Teofilantrópico», se ocupó de su muerte. Para los demás no fue noticia.

FRASES DE MANUEL BELGRANO

https://www.fraseselegidas.com/por_autor/b/manuel_belgrano_001.htm

RECURSERO

https://www.cultura.gob.ar/2020-el-ano-del-general-manuel-belgrano-8668/

Seguinos!

Autor


Avatar