RADIO SADOP en VIVO
home, sadop
ENCUENTRO DE CAPACITACIÓN

Agradecemos a la Licenciada Carolina Nogueira y a la Subsecretaria de Educación de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires,  Claudia Bracchi, por las excelentes exposiciones en la capacitación «Aprender y cuidar en tiempos de Pandemia» que brindaron para las afiliadas y los afiliados a SADOP a través de nuestra plataforma y nuestro canal de Youtube en la tarde de hoy . El panel estuvo coordinado por Patricia Rodríguez, Secretaria Adjunta de SADOP Buenos Aires.

También agradecemos al Consejo Directivo Provincial, a las Delegadas y a los Delegados por su participación y el compromiso permanente de acercar el SADOP a las y los docentes de escuelas de gestión privada de la Provincia de Buenos Aires.

Te invitamos a que veas esta capacitación completa, donde encontrarás valiosos e interesantes aportes brindados por las disertantes:

0

Educacionales, sadop

A 201 años de su nacimiento recordamos la personalidad y obra de Juana Paula Manso. Ella nació en Buenos Aires el 26 de junio de 1819. Fue escritora, traductora, periodista y maestra argentina, pionera del feminismo en Argentina, Uruguay y Brasil.​

Se formó en un ambiente familiar partidario de las ideas de Mayo. En 1839 Juana Manso, con 20 años, junto a su familia emigraron primero a la ciudad brasileña de Río de Janeiro y posteriormente a Montevideo, Uruguay, a causa de las persecuciones que su familia estaba recibiendo durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas.

Juana Manso usó las herramientas periodísticas como una forma de luchar contra los prejuicios de esos años especialmente contra el género femenino. En la capital uruguaya, Montevideo, participó de un salón literario con varios connacionales exiliados. Cuando vivió en Brasil creó O Jornal das Senhoras. Modas, Literatura, Bellas Artes, Teatros e Crítica que se editó entre 1852 y 1855, que fue el primer periódico feminista en Latinoamérica.

En su novela La familia del comendador explicó su postura contra la esclavitud, pero su país siguió ignorándola y tomó sus palabras como un escándalo, aunque afortunadamente conoció a Domingo Faustino Sarmiento, que la respaldó nombrándola directora de una escuela para niños y niñas. Desde entonces Juana Manso se dedicó totalmente a la educación: enseñó, dirigió una escuela para ambos sexos, desarrolló nuevos planes de estudio en varias escuelas, supervisó y mejoró la labor de los maestros, promovió la creación de jardines de infantes, creó bibliotecas populares, ofreció charlas, tradujo obras de educación y escribió el primer libro de lectura de historia argentina para escuelas: el Compendio de la historia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. También dirigió los Anales de Educación Común, publicación creada por Sarmiento para el fomento de la educación.

Juana Manso proclamó que la desigualdad se remediaba con educación para todos. Criticó a los gobiernos por no invertir en educación y reclamó derechos para la mujer y los niños. También exigió libertad religiosa, matrimonio civil y protección para los pueblos originarios.

Hoy es considerada precursora del modelo de coeducación y a un referente del feminismo en el siglo XIX en América del Sur. Murió el 24 de abril de 1875, a los 55 años, sin honores y en la pobreza. La poetisa Juana Manuela Gorriti despidió sus restos y en su oratoria aclamó a Juana Manso gloria de la educación, sin ella nosotros seríamos sumisas, analfabetas, postergadas, desairadas. Ella es el ejemplo, la virtud y el honor que ensalza a la valentía de la mujer, ella es, sin duda, una mujer. A pesar de sentirse débil y estar enferma siguió enseñando a leer y a escribir a los niños que vivían en su humilde barrio hasta sus últimos días. En 1915, sus restos fueron depositados en el Panteón del Magisterio, en el cementerio de la Chacarita.

SUS MEJORES FRASES

  • «La educación debe ser costeada por todos y para todos».
  • «La escuela es el secreto de la prosperidad de los jóvenes».
  • «Graduemos las escuela en: primarias y elementales, ensanchemos el círculo de las nociones y de las materias de la enseñanza y convenzámonos de que deben dividirse esas mismas materias en relación a las facultades requeridas para su comprensión».
  • «Inútil es decir a los hombres: sois libres sino se les enseña a serlo».
  • «Quiero y he de probar que la inteligencia de la mujer, lejos de ser un absurdo o un defecto, un crimen o un desatino, es su mejor adorno, es la verdadera fuente de su virtud y de la felicidad doméstica porque Dios no es contradictorio en sus obras y cuando formó al alma humana, no le dio sexo».
  • «¡Todo le quitáis a la mujer! Todo lo que puede caber en la misión grandiosa de la inteligencia, donde toman parte la sensibilidad y la voluntad libre, pero halagáis su vanidad, la incitáis el amor al lujo, a los tocados; ciegos idólatras de su belleza, sois el incentivo funesto de la corrupción, porque ¿si no sabe lo que es su alma, qué le importa venderla por un puñado de alfileres de oro?».
  • «Cada uno es lo que es y no lo que debiera ser».

 

RECURSERO

0